Responsabilidad Social RecíprocaSaludSociedad

Beneficios de un sistema de salud integral

La actual crisis económica y las modificaciones sociales generadas a partir de la misma, se han observado en los últimos años en los sistemas de salud. Es lo que se conoce como “crisis de la salud pública”. El sistema de salud actual se encuentra sobresaturado, cada vez tenemos más dificultades en el acceso a un servicio de calidad y a su vez resulta complicado otorgar una atención de calidad para quienes brindan el servicio. Esto se produce debido a la extenuante carga de trabajo a la que se enfrentan día a día los empleados de este sector. Se puede apreciar como una problemática existente no sólo en un país específico, encontrándose en toda América Latina y en Estados Unidos.

La actual crisis económica y las modificaciones sociales generadas a partir de la misma, se han observado en los últimos años en los sistemas de salud. Es lo que se conoce como “crisis de la salud pública”. El sistema de salud actual se encuentra sobresaturado, cada vez tenemos más dificultades en el acceso a un servicio de calidad y a su vez resulta complicado otorgar una atención de calidad para quienes brindan el servicio. Esto se produce debido a la extenuante carga de trabajo a la que se enfrentan día a día los empleados de este sector. Se puede apreciar como una problemática existente no sólo en un país específico, encontrándose en toda América Latina y en Estados Unidos.

La crisis en los servicios de salud pública ha llevado a la deshumanización en el sistema actual, en el que se trata a los usuarios de los servicios como números y estadísticas, no como personas. Las condiciones con las cuales labora el personal de salud en muchas ocasiones también son precarias, ya que no cuentan con lo necesario para dar una atención eficiente. Se han realizado en los países diversas reformas y cambios en este ámbito tan esencial como lo es el sistema de salud; sin embargo, hasta el momento no han fructificado y contrariamente a lo que se esperaba, la situación se ha agravado.

Las premisas y previsiones de los antiguos modelos parecen no estar dando resultado, y están siendo rebasadas por la crisis de la salud pública. Por esta razón actualmente existe la demanda de un nuevo paradigma sanitario. La solución que se propone es un cambio en cómo se maneja el sistema de salud actual. Para ello se sugiere implementar un método integral, en el que tanto los trabajadores como los usuarios de los servicios de salud se vean implicados en esta modificación. Con esto se llegaría a la comprensión de que la salud no es una cuestión individual sino social.

Este método integral permitirá a las personas comprender que nos influenciamos mutuamente unos a otros, es decir, que no sólo su salud o la atención de su enfermedad es la que va a mejorar, sino la salud de todos, incluyendo la de las personas que les atienden. Este método, cuyas actividades consisten en juegos colaborativos, debates circulares e instancias prácticas diversas que fomentan la integración y la resolución de problemas, puede implementarse en los servicios de salud en cualquier parte del mundo, y representa una estrategia novedosa en la promoción, prevención y atención de la salud pública. 

Referencia:  Hernández, M. y Lazcano, E. (2013). Salud Pública. Teoría y Práctica. México, D.F. Manual Moderno. Cap. 4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *