Resiliencia ante los desastres naturales

Los desastres naturales pueden producirse en cualquier parte, y a menudo sin previo aviso. Generalmente durante y después de que ocurren estas catástrofes, las personas pueden reaccionar de forma distinta, dependiendo de diversos factores bio-psico-sociales.

Resiliencia-ante-los-desastres-naturales2

En un informe reciente publicado por la revista Ciencia Psicológica, científicos de la Universidad de Columbia y de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, de la Universidad de  Londres, y de la Universidad Opole de Polonia, han revisado los efectos psicológicos de los desastres. Los investigadores explican que los individuos que han vivido un desastre natural, experimentan diversos problemas psicológicos, como trastorno de estrés postraumático (TEPT), ansiedad, abuso de sustancias, suicidio o ideas de suicidio, entre otros.

Curiosamente,  las evidencias recopiladas hasta ahora demuestran que menos del 30% de los adultos que han vivido estas situaciones sufren problemas psicológicos severos duraderos. Por el contrario, la mayoría de la gente que se enfrenta a algún desastre atraviesa por una fase de estrés, pero después recupera su salud mental (de  unos meses hasta uno o dos años). En otras palabras: las víctimas de desastres naturales tienden a ser psicológicamente resilientes. La resiliencia hace referencia a la capacidad de las personas para sobreponerse a situaciones difíciles por las que atraviesan en su vida. Cuando una persona o grupo de personas son capaces de llevar a cabo esta superación, se dice que son resilientes, y pueden sobreponerse a contratiempos e incluso resultar fortalecidos ante los mismos.

En cuanto al tipo de intervenciones psicológicas, los autores del informe señalan que la capacidad de vencer las adversidades radica en la sensación de sentirse respaldado, en la cohesión social y en la cooperación. Según los investigadores, en estas situaciones resulta crucial el sentimiento de pertenencia a un grupo social o a una comunidad. Por tanto, en estos casos resultarían importantes las intervenciones enfocadas a movilizar, mantener y mejorar los recursos de la comunidad y su conexión.

Referenciashttp://www.uv.es/garzon/psicologia%20politica/N47-1.pdf

http://www.tendencias21.net/La-resiliencia-psicologica-individual-clave-para-superar-un-desastre_a5647.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *