Construir buenas relaciones en el trabajo nos hace más felices y productivos

El trabajo en la actualidad es una tarea en la que invertimos -en un gran porcentaje de casos- la mayor cantidad de tiempo en el día; incluso algunas personas pasan más tiempo en el trabajo que con sus seres queridos o en algún otro tipo de actividad recreativa, social o cultural. Esto nos lleva a observar que las relaciones que construimos en el ámbito laboral son importantes para nuestras vidas, dentro y fuera de él. Si tuvimos una jornada productiva y feliz esto repercutirá positivamente en nuestra salud y llevaremos esta sensación al hogar. He aquí la importancia de construir buenas relaciones en el trabajo.

Buenas_Relaciones_Laborales

Casi todos intuimos que nuestro comportamiento laboral puede mejorar en muchísimos aspectos, pero no siempre encontramos la forma de poder lograrlo, ya sea porque no sabemos cómo conseguir la atención de los demás, la cooperación y otras tantas veces porque no encontramos la fuerza suficiente para ejecutar acciones que favorezcan al compañero, a la empresa y a uno mismo.

Mantener buenas relaciones en nuestros trabajos no sólo es necesario, sino que también nos permite tener una jornada laboral agradable y mucho más productiva. De acuerdo con la organización Gallup, las personas que se relacionan con sus compañeros de una forma, digamos, más amistosa, tienen siete veces más probabilidades de ser participantes activos en el entorno laboral.

Estas relaciones no tienen que ser las de tener un mejor amigo dentro del trabajo, basta con ser sólo buenos compañeros para que sean altas las probabilidades de estar satisfechos con lo que hacemos y también en cómo nos sentimos. Pero, ¿cómo logramos esto? Una solución clara es educar y capacitar a cada uno de los empleados que forman parte de cada empresa incorporando las nociones de cooperación, trabajo en equipo, apoyo mutuo y todo lo que esté relacionado al beneficio de los demás en función al éxito de la empresa.

La sociedad actual necesita un programa de administración especial que contemple la posibilidad de que cada persona disponga de al menos una hora diaria, asignada por la dirección patronal, para que en su lugar de trabajo pueda aprender y concurrir a este tipo de programa durante la jornada laboral. Este personal continuaría recibiendo el mismo salario, pero estaría dispuesta a estudiar en una hora de ese tiempo.

En este programa debería incluirse la muestra completa de ejemplos de interacciones correctas y la observación de situaciones de conflicto determinadas y la forma de resolverlas. Para esto es necesario la inclusión de un educador al entorno laboral que comience a trabajar con cada persona después de haberse expuesto él mismo a diversos programas de formación; se requerirá que todo esté enfocado a mostrar que la unificación por encima de nuestro individualismo es completamente productiva.

Esto garantizará la satisfacción del empresario que sentirá que no está desperdiciando esta hora diaria al tener a sus trabajadores ocupados en estos programas, sino que les estará permitiendo aprender a conocer una nueva y exitosa forma de comunicarse entre ellos mejorando las relaciones, aumentando la producción en calidad y beneficiando a todo el sistema laboral. Esto se logrará a través de la práctica de juegos de conexión, entre otras actividades de temáticas similares, ejecutando roles distintos que permitirán entender las diferentes situaciones por las que pasan dentro de la organización, comenzarán a verse desde afuera, y por ende a ponerse en el lugar del otro, creando un ambiente cooperativo e integral que redundará en grandes beneficios personales, laborales, familiares y sociales.

Referencia: http://www.mindtools.com/pages/article/good-relationships.htm

Un comentario sobre “Construir buenas relaciones en el trabajo nos hace más felices y productivos”

Los comentarios están cerrados.