Altruismo, ¿una tendencia programada?

La diligencia en buscar el bien ajeno aun a costa del propio, el altruismo, nos parece algo inherente a nuestra naturaleza. Pensamos que en muchos casos realizamos actos totalmente desinteresados, sin recompensa aparente para nosotros, como una donación anónima o ayudar a un desconocido en la calle. Todos podemos citar numerosos ejemplos en los cuales no apreciamos en nuestra intención una ganancia propia más allá del bien común. A pesar de esto, curiosamente, imágenes de resonancia magnética indican que el mismo centro de recompensa en el cerebro se activa cuando realizamos actos altruistas totalmente desinteresados que cuando, por ejemplo, recibimos dinero. Desde el punto de vista de los mecanismos de recompensa impresos por la evolución, dar resulta igual que recibir, y no hay diferencia en como nuestro cerebro, desde esta perspectiva, percibe ambos actos. Seguir leyendo Altruismo, ¿una tendencia programada?