Reducir el uso de aparatos electrónicos en el hogar favorece la armonía familiar

Aunque la adicción a internet todavía no es considerada como un diagnóstico clínico, no hay duda de que los niños y jóvenes están pasando demasiadas horas al día conectados a internet – un tiempo mayor al que los expertos consideran normal para su desarrollo. Para dar un ejemplo, el uso excesivo de los juegos de computadora entre los jóvenes en China parece tomar un curso alarmante y se está volviendo un punto de relevancia también para los padres americanos, cuyos hijos pasan horas enfocados en las pantallas electrónicas.

Reducir el uso de aparatos electrónicos en el hogar favorece la armonía familiar

Este tipo de conducta inicia desde temprana edad con los niños pequeños. Lo preocupante es que está siendo fomentada por los padres que emplean los celulares inteligentes y las tabletas para mantener a sus hijos entretenidos. Algunos padres encuentran esto como una forma de calmar a sus hijos y de mantenerlos ocupados, de esta manera no los interrumpen de su propias actividades con los aparatos electrónicos. Como lo cita la psicóloga clínica afiliada a Harvard, Catherine Steiner-Adair: “estamos dándoles aparatos electrónicos a los niños todo el día, les damos distracciones en lugar de enseñarles cómo tranquilizarse”.

La recomendación de la Academia Americana de Pediatría es que antes de los 2 años, los niños no deberían estar expuestos a los medios electrónicos, los niños mayores y adolescentes no deben pasar más de una o dos horas al día en los medios electrónicos, de preferencia que estos sean de una alta calidad en contenido. El resto del tiempo deberían invertirlo jugando fuera de casa, leyendo y usando su imaginación en el juego libre.

Los niños aprenden por el ejemplo, generalmente copiando la conducta de los adultos. Cuando los padres están enfocados en sus propios aparatos electrónicos, los niños tratarán de llamar la atención de todas las formas posibles. Por lo tanto, los padres primero deben comenzar por sí mismos y lograr ser un ejemplo para sus hijos. Se sugiere a los padres reducir el uso de aparatos electrónicos cuando se encuentran conviviendo con sus hijos. Lo más importante sería que padres e hijos logren conectarse de forma armoniosa mediante la integración familiar sin que se encuentre mediada por el uso de aparatos electrónicos. Durante los primeros años de su vida, los niños aprenden a través de las relaciones interpersonales y no de las pantallas.

Referencia bibliográfica: http://well.blogs.nytimes.com/2015/07/06/screen-addiction-is-taking-a-toll-on-children/?smid=fb-nytimes&smtyp=cur&_r=1

http://well.blogs.nytimes.com/2015/07/13/how-to-cut-childrens-screen-time-say-no-to-yourself-first/