La comunicación “cara a cara” ayuda a prevenir la depresión

Al vivir en el mundo, vivimos con otros y para otros y orientamos nuestras vidas hacia ellos. Al vivenciarlos, al unirnos con ellos en la actividad y el trabajo común, influyendo sobre ellos y recibiendo a nuestra vez su influencia, comprendemos la conducta de los otros y suponemos que ellos comprenden la nuestra”. Alfred Schütz

La_Comunicacion_Cara_A_Cara...

La comunicación a través de redes sociales y el uso de telefonía o correos electrónicos es sin duda uno de los avances tecnológicos con mayores ventajas y mejor aprovechados por la humanidad hoy en día. Sin embargo, se ha comprobado que el uso desmedido de estas herramientas tiene efectos negativos a tal punto que podría dar lugar a desórdenes emocionales que contribuyan a la depresión.

Estudios científicos recientes -según explica David Mohr director del Centro para Intervención Tecnológica de Comportamiento en la Escuela de Medicina de Feinberg de la Universidad de Northwestern- han demostrado que uno de los síntomas de la depresión se presenta en personas que hacen menos actividades en la vida real mientras tienen un mayor contacto con amigos y seres queridos a través del celular u otros medios electrónicos.

Al mismo tiempo, un experimento realizado por la Asociación Americana de Geriatría también reveló que los participantes que regularmente tuvieron contacto personal con su familia y amigos se encontraron con una menor probabilidad de reportar síntomas de depresión en comparación con aquellos participantes que se comunicaban a través del correo electrónico, redes sociales o del teléfono. Para Alan Teo, profesor asistente de psiquiatría de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, “no todas las formas de socialización son iguales”. Las llamadas telefónicas y las comunicaciones digitales con amigos o familiares no tienen el mismo poder que las interacciones cara a cara para ayudar a evitar la depresión”.

En la investigación realizada en la Universidad de Michigan sobre 11.000 adultos mayores de cincuenta años, el profesor Alan Teo y sus colegas encontraron que aquellas personas que utilizaron con mayor frecuencia los medios electrónicos en sus relaciones interpersonales tuvieron una mayor predisposición a sufrir de depresión en un lapso de dos años luego de haber experimentado el uso de estos medios, mientras que aquellos cuyas relaciones fueron cimentadas en una comunicación más personal, cara a cara, no presentaron ningún síntoma.

La evidencia científica y anecdótica nos demuestra que desde la infancia, los seres humanos necesitamos del contacto físico, la comunicación y la cercanía con otros. Como lo expresó el antropólogo Ashley Montagú, “no cabe duda de que la estimulación táctil es necesaria para lograr un desarrollo saludable” mientras que “la soledad es un estado de inconexión, de hallarse fuera de contacto con los demás o de desear estar con alguien que no se encuentra presente, de no tener a alguien a quien acudir para que afirme nuestra humanidad esencial”. Así, desde la infancia, el ser humano desarrolla mejor la habilidad de la ternura, el cariño y la empatía al descubrirse cercano físicamente a los demás para sentirse pleno y feliz.

En consecuencia, es posible afirmar que la interacción personal con grupos humanos permite la interiorización del mundo, el fortalecimiento de las relaciones interpersonales y de la organización social como requisito esencial para la construcción colectiva de la felicidad. La influencia del contacto físico, de la conexión con otros “cara a cara” dentro de las diferentes formas culturales de comunicación humana, contribuye a combatir síntomas de depresión, a generar mayores vínculos afectivos y por ende al desarrollo del bienestar individual, familiar, social y colectivo.

Referencias:  Ashley Montagu., (1971), Touching: The human significance of the skin. Columbia University Press. Traducido al Español Ashley Montagú (2004). “El tacto: La importancia de la piel en las relaciones humanas”. Barcelona. Paidós.

Sciencenewsline.com, (2015). Face-to-face Socializing More Powerful Than Phone Calls, Emails in Guarding Against Depression -ScienceNewsline. [online] Available at: http://www.sciencenewsline.com/news/2015100515260024.html [Accessed 9 Nov.2015].

UPI, (2015). Estudio: El uso del celular puede indicar depresión. [Online] Available at: http://espanol.upi.com/Noticias-destacadas/2015/07/16/Estudio-El-uso-del-celular-puede-indicar-depresion/3231437060692/ [Accessed 12 Nov.2015].

Schütz, Alfred., (1979), El problema de la realidad social. Buenos Aires. Amorrortu Editores.

Un pensamiento sobre “La comunicación “cara a cara” ayuda a prevenir la depresión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *