Corregir nuestras conexiones nos hará superar la crisis mundial

Existe una carencia de balance en el sistema general del mundo causada por las acciones de las personas. Dicho desbalance se podría llamar “enfermedad”.  La crisis mundial pone de manifiesto que los seres humanos no sólo estamos perdiendo la salud física, sicológica y social, sino que además contribuimos al desequilibrio de la naturaleza. Este desbalance nos muestra que nada sucede porque sí, que todo está basado en el eje de relaciones que conecta a las personas en una red invisible sostenida por nuestras interacciones cotidianas, y que dichas conexiones son las responsables de nuestros éxitos como sociedad y también de los fracasos que están a la orden del día.

CORREGIR NUESTRAS CONEXIONES NOS HARÁ SUPERAR LA CRISIS MUNDIAL

Si analizamos nuestras acciones, es evidente que fallamos en lograr el balance en muchos aspectos. Aun así, una reacción habitual es demandar de los demás la solución a los problemas que nos aquejan sin considerar nuestra responsabilidad. El costo del desbalance es muy alto; el hombre no mide las consecuencias de lo que puede generar un pequeño momento de placer. Consumir placer se ha convertido en el propósito principal de las personas y hemos llegado a un nivel de adicción difícil de superar. Sin embargo, suele suceder que en el límite de nuestras capacidades de afrontar situaciones problemáticas de la vida es donde aparecen las posibilidades de recuperación. Entonces, ¿de qué manera podemos recuperar nuestra salud y el balance del sistema al que pertenecemos?

Nosotros necesitamos fundamentalmente sanar nuestras relaciones. Sin embargo debemos educarnos primero sobre lo que significa estar “sanos” para luego trasladar el aprendizaje a toda la sociedad, más allá de nuestro entorno cercano. Construir relaciones saludables basadas en la importancia hacia los demás, que el “otro” comienza a importarnos -que comenzamos a ver más allá de la satisfacción de nuestros propios deseos- y deseamos involucrarnos con el bienestar de los demás de manera tal de sobreponernos a nuestras inclinaciones egoístas y transformarlas en acciones altruistas.

De esta manera la humanidad y la naturaleza recuperarían el balance que lleva hacia la armonía de todo el sistema. Habría un ajuste en las conexiones que nos llevaría a un óptimo estado de salud individual y social ideal mediante el cual superaríamos la crisis mundial. Para esto debemos modificar nuestros deseos, equilibrando el deseo de recibir para nosotros mismos y el de dar a los demás. El balance irá tomando forma en la medida que haya una preocupación mutua del bienestar de los demás por sobre los nuestros. Este principio no lo vemos hoy en ningún ámbito alrededor del mundo y es necesario que llegue a las esferas políticas sin excepciones, dado que son por el momento las que toman las decisiones.

Si nosotros logramos llevar a la humanidad a la forma de un solo cuerpo a través de una imagen mental, un deseo, una intención, habrá una sanación colectiva de las conexiones y de esta manera lograremos el balance que nos llevará a vivir como seres humanos. Los problemas de salud, educación, familia, ambiente y demás quedarán como factores decisivos que impulsaron la construcción de la “unidad” que necesitamos. En este aspecto, los líderes mundiales, los pensadores, cada actor social y cada individuo que comprenda este mensaje resultará un eslabón imprescindible para transmitirlo a todas las personas y generar una intención global basada en el deseo de salir de la crisis y alcanzar el bienestar de toda la humanidad.

Bibliografía: https://actualidad.rt.com/actualidad/204937-terremoto-ecuador-tsunami-alerta
http://www.elobservador.com.uy/a-falta-protocolo-los-docentes-dolores-apelaron-la-intuicion-n897967
http://www.elobservador.com.uy/dolores-y-el-dia-despues-del-tornado-n897964
http://www.telesurtv.net/news/Tres-millones-de-chilenos-afectados-por-corte-de-agua-en-Santiago-20160416-0028.html
http://www.riosdelmaipo.cl/

Un comentario sobre “Corregir nuestras conexiones nos hará superar la crisis mundial”

  1. artículo que define claramente todas las relaciones que se conectan entre sí en la naturaleza, y, que importante y urgente es que nos eduquemos en «sanar» nuestras relaciones. gracias por el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *