Educando niños solidarios

La solidaridad es tomar conciencia de las necesidades de los demás así como el deseo de contribuir a satisfacer las necesidades de los otros de la misma manera que satisfacemos las nuestras.

educando-ninos-solidarios

Es considerado un valor que se puede fomentar en los niños en todos los ámbitos: familia, escuela y sociedad.

El concepto de solidaridad se deriva del respeto a la dignidad de la persona y pasa tanto por la toma de conciencia de las necesidades ajenas como por la práctica de la misma. La ternura, el cuidado y la empatía de los padres constituyen en los primeros años las experiencias básicas que generan en los niños relaciones afectivas saludables.

Con el paso del tiempo, los niños desarrollan también la sensibilidad a partir de comentarios y los juegos sociales que se traducen en un reconocimiento cada vez mayor del otro. La apertura solidaria también es consecuencia de la observación, la identificación y la imitación en el hogar.

Es por eso, que se considera que los adultos con su ejemplo les muestran de manera práctica la solidaridad a los niños, y de esta manera, suele ser más fácil para ellos aprender este concepto.

Este acrecentamiento de la capacidad empática, si se canaliza adecuadamente en un buen entorno, despierta en los niños la sana preocupación por los demás. En la actualidad hay suficiente evidencia empírica de que los sistemas educativos de tipo cooperativo, a diferencia de los ambientes individualistas y competitivos, extienden sus ventajas tanto al rendimiento académico como a las relaciones sociales que se generan entre los niños.

Referencia: http://www.conmishijos.com/educacion/valores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *